22 octubre, 2015 vanesa gredilla

ALEX KATZ VUELVE AL GUGGENHEIM

Alex Katz: "Black Brook"

Alex Katz: “Black Brook”

“Quiero que suene a Jazz”, tras esta frase Alex Katz enuncia la intención que persigue al crear sus pinturas y a mí esto ya hace que me apetezca verlas, ¿a tí no?.

Denominándose uno de los precursores del pop-art, en los años 60, influenciado por las imágenes del cine, publicidad y televisión realiza grandes lienzos de retratos con colores planos.

En esta ocasión podremos degustar desde el 23 de octubre hasta el 7 de febrero, 35 piezas producidas entre los años 80 y el momento actual, que en esta ocasión tienen como temática el paisaje.

Personalmente, el paisaje como género pictórico me parece un tostón, qué queréis que os diga, pero tratándose de Alex la cosa cambia, su manera de pintarlos representa la “alegría de vivir”, despiertan entusiasmo, si quieres alegrarte el día mira sus obras de cerca.

La obra del pintor Alex Katz está dividida casi a partes iguales entre los géneros de retrato y paisaje. Tras la exitosa exposición que en 2012 trajera a Katz al Guggenheim, “Smiles” (serie de 11 retratos), el museo vuelve a reunir una nueva muestra del artista bajo el nombre de “Aquí y Ahora”.

¿Por qué Alex earbolmpieza pintar paisaje? Tras estudiar en “The cooper Union” en Nueva York se traslada a Skowhegan (Maine), para realizar un último curso y completar su formación como artista. Fue el lugar, Skowhegan, lo que le inspiró a pintar del natural rebelándose un elemento básico en su metodología como pintor. Según palabras de artista la pintura “plain air” de Skowhegan le dio “una razón para dedicar mi vida a la pintura.”

En 1954, tras completar sus estudios de arte, Alex compra un estudio en Lincolnville (Maine) y lo establecerá como residencia de verano fascinado por la luz y el entorno que allí reinan.

Katz, neoyorquino de nacimiento, ya había pintado paisaje urbano pero es entonces cuando empieza representar paisaje dentro de sus obras de forma más prolífica. Hasta ese momento era el retrato el género que mayoritariamente desarrollaba.

“Ambicioso, elegante, impersonal, de gran escala y reflejo de su tiempo” así es como el artista define la “alta” pintura. Tomando como válidos estos parámetros podemos situar entonces la obra de Katz dentro de tan elevada posición. No han sido pocos los esfuerzos de Katz por conseguir situarse en este punto. Durante sus primeros diez años como pintor Katz destruyó cientos de lienzos buscando un estilo propio marcándose como meta ser ”más rápido pintando que pensando”. La simpleza que en apariencia encierran sus obras es la depuración máxima de esta idea.

En los años 60, influenciado por las imágenes del cine, publicidad y televisión Katz empieza a realizar cuadros de gran formato, retratándo a amigos y familiares con colores planos definiendo su propio estilo como precursor del pop-art. Con líneas definidas y elegantes que enmarcan suaves y potentes colores planos, genera formas sugerentes que atrapan al espectador en la inmensidad de sus lienzos.

mujer con pamela

¿Cómo lo hace? toma apuntes del natural en poses de una hora y media (en caso de retrato) para más tarde retocar, redefinir y depurar el dibujo que servirá como boceto para después transferirlo a un enorme lienzo mediante una técnica renacentista llamada “pouncing” que consiste en hacer pasar pigmento en polvo a través de microperforaciones en el boceto y otras veces usa un un retroproyector. Es así como consigue producir los enormes lienzos que vistos en directo y cara a cara te van a dejar estupefact@.

Alex-Katz-10-30

10.30 AM

 

Aquí y ahora, de pie frente a la obra “10.30 a.m.” puedo oler la tierra tras el chaparrón que ha caído hace apenas 20 minutos aunque ahora sea la luz del sol la que lo ilumine todo, ya empieza a hacer calor y la chaqueta me molesta, son las 10.31 y…. un momento, ¿es “So what” lo que estoy escuchando señor Katz?